fbpx

El gas natural es la clave hacia una energía más verde

La industria energética ha estado a la defensiva en cuanto a su rol en el calentamiento global. Esto fue destacado la semana pasada cuando un inversionista activista obtuvo puesto en la junta directiva de Exxon Mobil.

Toby Rice, CEO de EQT, el productor más grande de gas natural en EE.UU., es un evangelista del gas natural, argumentando que es una parte esencial de la solución para reducir el consumo global del carbón, el cual produce alrededor del doble de emisiones que el gas. 

“Estamos quemando más carbón que en tiempos anteriores alrededor del mundo», dijo Rice a Barron’s en una entrevista. “Reemplazando el carbón con gas natural es una oportunidad enorme no solamente en Estados Unidos, sino también en el mundo.”

“El mundo necesita más energía, más de 2 billones de personas en este mundo no tienen acceso a electricidad. Necesitamos todas las herramientas para terminar esta pobreza energética, y el gas natural es la herramienta más evolucionada para producir energía de combustión limpia y fiable a escala”. 

EQT produce cerca del 5% del gas natural del país, mayor parte desde la región abundante de Marcellus Shale en Pensilvania. Una oferta reciente de otro productor de Marcellus, Alta Resources, va a impulsar las reservas de EQT a más de 22 trillones de pies cúbicos de gas, o cerca de 15 años de producción, dice Rice.

El pasado fin de semana, Barron’s identificó un pico en el valor de la acción de EQT, describiendo a la compañía como una productora disciplinada con un atractivo flujo de caja. 

Rice dice que el perfil de emisiones de EQT está dentro de las top 3 compañías de producción y exploración del país. EQT busca mejorar su ranking con un programa para reducir sus emisiones de metano en más de 75% a través del reemplazo de 8,000 dispositivos neumáticos de regulación de presión. Esta compañía es la líder en lo que es llamado por la industria como abastecimiento responsable de gas. 

EQT dice que sus emisiones son menos de la mitad que la industria rusa energética en cuanto a su potencia y que los rankings generales de Estados Unidos son mejores que la mayor parte de países en este indicador.

“El mundo tiene hambre de energía y va en camino a conseguir esa energía. Queremos ver la producción liberada en los Estados Unidos porque podemos generar más energía limpia que el resto del mundo”, dice Rice.

El enfoque de EQT no será satisfactorio para los inversionistas y activistas del medio ambiente que buscan que las compañías de energía diversifiquen su negocio principal y se comprometan a reducir la producción de combustibles fósiles como BP lo ha hecho. Otros rechazan el uso del fracking por parte de EQT para producir gas. 

El mercado de gas en Estados Unidos es respaldado por las exportaciones de gas natural licuado que equivalen cerca del 10% de la producción, como también de la demanda industrial en crecimiento. Rice dice que el mundo se beneficiaría teniendo en cuenta que las exportaciones de gas reemplazarían a las exportaciones de carbón.  

El analista de Wolfe, Josh Silverstein observa un crecimiento de la demanda estadounidense de gas alrededor de un 10% durante los siguientes 4 años. Él es optimista en cuanto a los precios de gas, prediciendo que habrá un déficit de gas en los últimos meses de este año. Los precios del gas han incrementado cerca de un 15% este año, llegando alrededor de los USD$3 por mil pies cúbicos.

Muchos estiman una proyección de crecimiento en la demanda de gas a lo largo de la siguiente década a nivel mundial. El 25% de la necesidad energética global es de gas. Más de eso hay más desacuerdo. 

La fuente más grande de electricidad en Estados Unidos en el 2020, con alrededor de un 39% fue gas. Durante la siguiente década, se espera que el carbón, que ahora tiene un 20%, se reduzca cerca a cero, teniendo en cuenta que las energías renovables (eólica, y solar), ahora están cerca del 11%, y siguen creciendo exponencialmente.

El debate recae en que tan pronto las energías renovables comenzarán a tomar participación del gas. Morgan Stanley estimó a inicios de este año, que para el 2025, el gas caerá hasta llegar a un 16% de la producción energética de Estados Unidos, mientras que los renovables llegarían a un 55%. 

Este escenario es pesimista para el gas. Asume que la capacidad enorme de renovables se puede construir a través de almacenamiento de batería y líneas de transmisión.  

Esa transición puede ser agresiva. Algunos proyectos con renovables, incluyendo granjas eólicas en la Costa Este, han presentado retrasos anuales, y muchos residentes rurales no quieren granjas eólicas ruidosas y notorias en sus comunidades.


Escrito por Andrew Bary en adrew.bary@barrons.com